Si has llegado hasta aquí es porque te preguntas ¿Cómo hacer una mudanza? pueden ser eventos complicados si no se toman las consideraciones adecuadas. En esta oportunidad te enseñaremos a cómo hacer una mudanza de manera rápida y ordenada.

El tiempo es uno de los principales factores que suele limitarnos al momento de hacer muchas actividades. Es por ello que para una mudanza se necesita ser lo más práctico y ordenado posible. 

No te apartes de esta lectura y mira las mejores técnicas para completar una mudanza sin contratiempos.  

Cómo hacer una mudanza y no morir en el intento Clic para tuitear

 

Materiales de embalaje necesarios para una mudanza 

Antes de empezar con tu mudanza deberías preocuparte por ubicar los materiales y herramientas necesarias. En esta lista te indicaremos lo que necesitas para concretar tu mudanza con comodidad:

  • Cajas: Es uno de los materiales o utensilios fundamentales para completar tu mudanza. Más adelante hablaremos en detalle sobre ellas. 
  • Cinta adhesiva: Te servirá para sellar las cajas y demás recipientes.
  • Cúter para abrir las cajas: Al momento de desembalar todo será de gran utilidad. 
  • Bolsas negras grandes: Para guardar algunas pertenencias frágiles. 
  • Pequeñas bolsas herméticas: Para guardar objetos pequeños y ciertos tipos de comida.
  • Bolsos y maletas de viaje: Puedes usarlas para guardar la ropa limpia y planchada.

Deja los niños bajo cuidado

Si tienes niños pequeños es mejor planificar actividades para ellos mientras dure la mudanza. Puedes dejarlos al cuidado de los abuelos, familiares, o de una niñera. 

Cuando movemos todo se desprenden partículas de polvo que pueden causar alergias en el sistema respiratorio de los niños. Además, pueden ocurrir accidentes con objetos cortantes que pongan en riesgo su integridad y su salud.

Acondiciona el nuevo recinto

Antes de preparar toda la mudanza desde tu actual sitio a tu nueva vivienda deberás acondicionar esta última. Todo debe estar en orden y funcionando de manera correcta para el momento final de la mudanza.

Entre los aspectos que deberás planificar en torno a los nuevos espacios a ocupar se encuentran:

  • Servicios: La electricidad, el combustible para el hogar, la conectividad, y todos los servicios básicos deben estar funcionando. No puedes mudarte sin conocer que tu llegada y adaptación será placentera.
  • Espacios: Ya debes tener una idea de cuál será tu habitación, cuál será la de los niños, y qué función tendrá cada espacio de la vivienda. 
  • Colores y diseño: Si es necesario pintar la casa es mejor que sea antes de mudarse. De la misma manera, todo lo que tiene que ver con decoración debería estar listo antes de mover todo. 
  • Vecindario: Mira cómo es el vecindario, y trata de interactuar con los vecinos más cercanos para que conozcan de tu pronto arribo. 
  • Techo y goteras: Al comprar una propiedad muchas veces no nos cercioramos de las goteras. Pero justo antes de mudarte deberías realizar una revisión profunda del techo de tu nueva casa.
  • Llaves, cerraduras y entradas: Prueba todas las llaves en cada una de las cerraduras y verifica que no haya ningún desperfecto en su funcionamiento. 

Deshazte de lo que no uses

Las mudanzas son excelentes oportunidades para desprenderte de todo aquello que no utilices. Selecciona los objetos a los cuales ya no les encuentras utilidad práctica y deshazte de ellos. 

Puedes tirarlos a la basura o donarlos a personas u organizaciones que puedan necesitarlos. Son una carga menos para la mudanza, y ganarás espacio en tu nueva vivienda. 

Embala bien lo que no usarás pronto

Hay objetos o herramientas que tendrás que usar rápidamente cuando ya estés instalado en tu nueva propiedad. Pero otros objetos pueden esperar para ser usados, y son los que debes embalar con mayor rigurosidad.

Aquellas pertenencias que creas que debas usar tan pronto como llegues a tu nuevo hogar no tienes por qué guardarlas tanto. Es mejor llevarlas sin envolver, o con la menor envoltura posible.

Ten cuidado con lo más frágil

Dentro de un hogar existen objetos muy frágiles que pueden dañarse con el más mínimo impacto. Estos objetos merecen un cuidado especial, y son los que deberás envolver con más tiempo y sin prisas.

Las bolsas de espuma y las cajas de anime son perfectas para acomodar y llevar los objetos más delicados. Entre las pertenencias más susceptibles a daños se encuentran:

  • Copas y vasos de cristal.
  • Espejos pequeños y grandes.
  • Vajillas de vidrio o cristal.
  • Lámparas.
  • Anteojos.

Consigue muchas cajas

Entre los materiales necesarios para una mudanza te señalamos las cajas. Sin embrago, hacemos énfasis en esto porque serán tu mejor aliada en el proceso de traslado de tus pertenencias. 

Encuentra y ten a disposición cajas de distinto tamaño y forma para que puedas  guardar todo tipo de objetos. 

Las cajas de armario son muy útiles para movilizar la ropa sin que pierda su forma o aparezcan arrugas.  Además, las cajas pueden ser ordenadas fácilmente en el transporte que se encargará de llevar tu mudanza. 

Chequea bien el transporte

El transporte es uno de los aspectos más importantes en el proceso de traslado de tus pertenencias. Verifica que sea lo suficientemente espacio para movilizar todas tus cosas hasta tu nuevo aposento. 

También debes chequear si cuenta con la documentación y permisos para hacer mudanzas sin problemas. Puedes echar un vistazo para tener una idea de cómo organizar las pertenencias dentro del vehículo. 

Mira donde colocar todo en tu nuevo hogar

La mudanza no concluye con la llegada de tus pertenencias a tu nueva vivienda. Deberás tomarte el tiempo para planificar dónde colocarás todas las cosas dentro de la nueva propiedad.

Organiza con calma todas tus pertenencias y escucha sugerencias de los demás miembros de la familia. La organización posterior a la mudanza es un proceso que puede tardar más de lo previsto. Es por ello que no debes tener prisa en esta etapa final de la tarea. 

Puede que al principio haya objetos que no consigas, o que todo te resulte extraño. Con el paso de los días te irás adaptando a tu nuevo espacio y la ubicación de las cosas se irá haciendo cada vez más familiar. 

Contrata a un experto

Ya sabes cómo hacer una mudanza, pero las labores de mudanza pueden ser sencillas o complicadas según las características de tu familia. Sin embargo, contratar una empresa de mudanzas en Sevilla puede ser una excelente alternativa si no quieres arriesgar. 

Una empresa profesional en este ramo te asesorará en cómo hacer una mudanza rápida. Además, te dirá cuánto cuesta una mudanza y qué tiempo tomaría hacerla según las características de tus pertenencias.

 

Te puede interesar: Regalos para sorprenser en San Valentín

 

¡Compártelo y síguenos en las redes sociales!

Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter