El cambio de un plato de una bañera por un plato de ducha es una labor que se les asocia a los profesionales de la construcción. Pero con las herramientas adecuadas, y las instrucciones correctas puedes hacerlo tú mismo.

Las reformas profundas en las viviendas requieren un nivel de experiencia profundo para garantizar la calidad de la obra. Pero algunas modificaciones sencillas pueden ser ejecutadas por ti. 

En esta oportunidad te enseñaremos a reemplazar una bañera por un plato de ducha en poco tiempo y sin complicaciones. Presta atención a cada una de las indicaciones:

Consejos y trucos para cambiar tu bañera por un plato de ducha Clic para tuitear

 

Te puede interesar: ¿Cómo quitar el gotelé? Las técnicas más efectivas

¿Qué es una bañera de ducha?

Es una estructura diseñada especialmente para las labores de baño dentro de una vivienda o espacio determinado. En la mayoría de las ocasiones son sustituto de las duchas. 

Muchas personas utilizan únicamente las bañeras como elemento de baño y relajación. Sin embargo, estas se suelen combinar con regaderas o duchas de mano. 

Además de su función práctica, muchas cumplen en la actualidad una función decorativa. Es por eso que los fabricantes se esmeran en crear diseños con armonía de formas y colores. 

Al elegir una bañera tendrás que considerar las características de tu cuarto de baño. En primer lugar, las dimensiones para garantizar que se pueda instalar sin ningún problema. Por otra parte, es preciso elegir una bañera que haga juego con el color de la decoración. 

¿Qué es un plato de ducha?

Se trata de una plataforma sobre la cual podemos ducharnos y donde existe un drenaje por donde se retira el agua residual. Con el tiempo han evolucionado para convertirse en una herramienta muy práctica.

Son de sencilla instalación, y se adaptan a las medidas de tus espacios. Pueden combinarse de manera estupenda con los azulejos del baño y así integrarse a la decoración. 

Existen platos de ducha que se instalan al ras del suelo, o aquellos que poseen un ascenso o escalón para su uso. 

¿Por qué cambiar una bañera por un plato de ducha?

El cambio de bañera por un plato para ducha es un trabajo que a menudo se realiza en hogares y sitios turísticos. Pero tal vez te has preguntado ¿Qué es lo que lleva a las personas a realizar este cambio?

Si has llegado a esta entrada tal vez tienes tus propias razones. Pero te mostraremos qué hace que los usuarios inviertan tiempo y dinero en realizar esta reforma:

  • Parte de una reforma integral: En las reformas integrales se cambian aspectos fundamentales de todos los espacios. Entre estos aspectos se encuentran los accesorios o métodos de baño. 
  • Comodidad: Para muchas personas resulta más cómodo usar un plato de ducha que una bañera. Es por ello que planifican y ejecutan estos cambios. 
  • Espacio: Las bañeras son elegantes y muy decorativas, pero ocupan mucho espacio. Para aprovechar mejor el espacio se retiran las tinas de baño y e implementa el sistema de ducha de pie. 
  • Diseño y colores: Puede que tu bañera no armonice del todo con el resto de la construcción o la decoración del baño. Es por eso que tal vez sea mejor realizar los cambios necesarios. 

Cambiar bañera por plato de ducha paso a paso

Es el momento de mostraste paso a paso cómo cambiar la bañera por el plato de ducha para tu baño. Te explicaremos qué materiales y herramientas necesitas, así como cada una de las etapas del proceso. 

Materiales

Para la realización del cambio que deseas, es preciso contar con la siguiente lista de materiales:

  • Plato de ducha
  • Paneles laterales.
  • Azulejos de repuesto.
  • Mortero.
  • Mortero de juntas.
  • Mortero de secado rápido.
  • Macilla de sellado y adhesivo.
  • Sacos de escombro. 

Herramientas

Además de los materiales que te acabamos de indicar, es preciso contar con una serie de herramientas que te facilitarán la obra. Toma nota:

  • Flexómetro para medir.
  • Mazo rígido.
  • Mazo de goma.
  • Cortafríos.
  • Pistola de silicón.
  • Cúter.
  • Juego de destornilladores.
  • Palanca de uña.
  • Nivel de burbuja.
  • Lápiz.
  • Guantes.
  • Gafas protectoras.

Compra el plato de ducha

El primer paso antes de retirar tu bañera es comprar el plato de ducha. Para esto deberás elegir uno que sea del estilo y color que más te convenga.

Procura que los colores y diseños hagan juego con el resto de la decoración del baño. Por otra parte, deberás tener especial cuidado de que sean las medidas exactas para reemplazar la bañera.

Para esto tendrás que medir el espacio inferior de la bañera donde piensas colocar el plato de ducha. 

Quitar la bañera

Es el momento de sacar la bañera de tu baño para dar paso al plato de ducha. Deberás hacerlo con cuidado para no dañar demasiado la superficie bajo la bañera. Presta atención a estos pasos:

  • Desenrosca la válvula de desagüe de la bañera antes de empezar.
  • Quita los azulejos y bloques de alrededor de la bañera usando el cortafríos y el mazo. Usa guantes y lentes de seguridad en todo momento.
  • Retira la bañera de su sitio considerando que puede ser muy pesada y necesitarás ayuda de otra persona. Asegúrate de retirar muy bien los escombros.

Preparar el desagüe

Luego de retirar la bañera deberás adecuar el desagüe para la colocación del plato de ducha. Te indicamos paso a paso cómo hacerlo:

  • Coloca el plato de dicha sobre la tubería de desagüe para saber dónde será la ubicación exacta del inodoro. 
  • Ubica el desagüe en el sitio indicado usando adhesivo de fijación. 
  • El desagüe no puede quedar más alto que el nivel del suelo. Para garantizar esto puedes allanar la superficie con mortero de fijación. Si usas mortero convencional tendrás que esperar un día para continuar la obra. Con mortero de secado rápido podrás continuar en 4 horas. 
  • Debes asegurarte que la superficie quede a nivel. Para esto usa el nivel de burbuja.   

Colocar el plato de ducha

Ya está todo listo para colocar el plato de ducha nuevo. Para esto sigue estas sencillas instrucciones.

  • Coloca el plato de ducha provisionalmente sobre la superficie a ser colocado para comprobar que quede a nivel y que el desagüe coincida con el orificio del plato.
  • Retira de nuevo el plato y coloca el adhesivo o masilla de fijación sobre la superficie donde colocarás el plato. 
  • Fija el plato en su posición y espera algunas horas que seque el pegamento. 
  • Instalar los paneles o azulejos laterales con cuidado de no dañar o manchar el plato de ducha.

Así de fácil es cambiar una bañera por un plato de ducha. Si crees que es un trabajo complicado, o no dispones del tiempo necesario, no dudes en llamar a un experto.

 

Te puede interesar: ¿Qué es una entibación y cuáles sos sus ventajas?

 

¡Compártelo y síguenos en las redes sociales!

Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter